martes, 7 de abril de 2009

en Tormenta acaba... la Amistad con la Habichuela


Esta historia descrita a continuación es solo una recreación, cocida en una reunión de amigos en la que nos propusimos componer una breve historia con tres palabras al azar esas fueron: “Tormenta, Amistad y Habichuela” y esta es mi creación.

… ciertamente recuerdo aquellos días como "días de habichuelas y truenos…" la exquisita fabada de habichuelas cocinada por Gertru en su casa prometía una sobremesa y algo más en su sofá… eso fue lo que pensé y planee… pero aquellas habichuelas en mi estomago se terminaron de cocer… la tormenta se avecinaba… el retortijón tronaba en mis adentros y los gases peleaban por salir… con discreción lo fui llevando, por la proximidad de Gertru me contuve todo lo que pude… pero en aquel instante me vi acorralado en el sofá y no pude evitar que Gertru se me abalanzara en lo “arto” presionándome en salvase la parte, que chafo como un fuelle y… se desato la tormenta… "y troné…" en sin igual ventosidad, de terrible aroma, nos quedamos inmóviles los dos, el aroma llego hasta nuestra narices, yo solo pude hacer un gesto, en búsqueda de algo con lo que desviar la atención de tan ventoso momento, a lo que Gertru me dijo… no lo busque que ya lo tengo dentro de mis narices… son tus habichuelas -conteste yo- pero mira como las has tratado tu… -dijo ella-…
Qué situación más atronadoramente embarazosa… la tormenta que desataron las habichuelas puso punto final a la mi amistad que me unía a Gertru… “fermosa gachís” de curvilíneo cuerpo del que nunca llegue a disfrutar… por un puñado de habichuelas… una amistad peligrosa… fue lo que un viento de mi estomago se llevo… ahinnn!!!

doc.jkl

Todo parecido con la realidad es mera ficción, pero ¿quién no se ha visto envuelto en los embarazosos efluvios de un… “oloroso pedo” propio o ajeno?
Mi agradecimiento a la perrita “luna” por cederme este posado que ilustra este relato, o lo que sea.

6 comentarios:

pepeman dijo...

¡¡ Por fin!! Estas vivito y coleando... espero que de esto mucho, un chillao doc pati.

María dijo...

¡¡Reapareció Doc!! Y yo que lo daba por perdido en alguna tormenta (sic) o bajo una parva de habichuelas.

Ana Belio dijo...

Hola dock

Retomo y me pongo al día, he estado ausente, con cambio de plantilla que me hizo perder muchos enlaces, y sin conexión por virus.

Pero aquí seguimos.

Un abrazo

Tara dijo...

espero que tu reaparición no tenga que ver sólo con la semanita procesional que nos anima y enfervoriza...

grato es reeencontrarte, aunque sea olorosamente "habichuelado"!!

Pablo dijo...

suerte que llegastes.
aunque con una historia uyun poco escabrosa no?

Anónimo dijo...

arreake canjilon